HomeSin categoríaEl plan de tortura psicológica aplicado por la CIA en Venezuela

El plan de tortura psicológica aplicado por la CIA en Venezuela

19 de Febrero 2019/ Caracas, Venezuela

En la antigüedad, parte de la estrategia denominada ‘asedio’ tenía por objeto vencer al oponente por desgaste psicológico.

Las noticias que llegan sobre la movilización de tropas estadounidenses a Colombia, así como las declaraciones del propio Trump, solo buscan desplegar una campaña de sometimiento psíquico para vulnerar lo que en Washington consideran es el centro del poder y la estabilidad de Venezuela: la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

A US soldier looks through a pair of binoculars as a fire in the Rumeila oil field burns in the background in southern of Iraq, Sunday, March. 30, 2003

Los laboratorios de guerra psicológica en EEUU entienden que, en estos momentos, no pueden seguir exprimiendo la psiquis de la clase media opositora, pues lo próximo en acontecer es la demencia total, no la acción de calle como lo esperan. Desde su punto de vista, la neurotización al extremo podría terminar causando estados de parálisis que poco convendrían a los escenarios alternos de desestabilización que planifican —guarimbas, asesinatos selectivos, terrorismo, etc—.

Para la clase media la receta es otra, es la latencia, la dosis medida y equilibrada de malestar sistemático y permanente que siga macerando la programación neuro-espiritual aplicada durante 20 años. Esperar el momento sin desconectarlos del odio. Espesar la aversión al chavismo con golpes económicos, con mensajes en las redes sociales y otros medios de comunicación que alertan sobre la futura falta de gasolina y alimentos, con el supuesto secuestro de niños, en resumen: con la alteración permanente de los sentidos para anularles la racionalidad y el juicio.

Teoría de la tortura psíquica

Robert Jay Lifton fue un eminente psiquiatra norteamericano que dedicó gran parte de su vida a explorar las consecuencias psicológicas que causa la guerra. Su libro más famoso es ‘The Nazi Doctors: Medical Killing and the Psychology of Genocide’ (Los médicos nazis: la matanza bajo supervisión médica y la psicología del genocidio), un estudio sobre los médicos involucrados en los crímenes de guerra del nazismo. Incluso fue férreo crítico de los programas de tortura implementados durante el gobierno de George W. Bush y de la participación secreta de la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) con el objetivo de elaborar “un código ético para justificar tal programa de torturas implementado por la CIA”.

Desde 1953, Lifton realizó cientos de entrevistas a soldados norteamericanos que fueron prisioneros de guerra durante el conflicto de Corea, así como a distintos estudiantes y profesores que fueron detenidos en prisiones chinas después de 1951.

La Agencia Central de Inteligencia

La síntesis de esa investigación fue publicada en 1961 en su libro sobre ‘Reforma del pensamiento y de la psicología del totalitarismo: un estudio sobre el “lavado de cerebro” en China’. En él se exploran distintas técnicas coercitivas aplicadas a los cautivos y prisioneros de guerra en las cárceles de Corea y del propio gigante asiático. Lifton llamó a dichos métodos “la reforma del pensamiento” o “lavado de cerebro”, término que fue popularizado gracias a la difusión mediática que tuvo su estudio.

Gran parte de los estudios de Lifton son parte fundamental de los manuales de tortura con que se entrenan las fuerzas especiales norteamericanas, así como los organismos consultores encargados de las labores de inteligencia y contrainteligencia, como la CIA, la NSA y el propio FBI, tal y como explica Arthur Lepic en un artículo publicado en el portal Red Voltaire. En dicha investigación, Lepic detalla cómo la aparición de movimientos guerrilleros en América del Sur y la propia guerra de Vietnam llevaron al Ejército de Estados Unidos a redactar el primer manual de conducta interrogatorio, llamado Kurbark —Counterintelligence Interrogation—.

“El manual especificaba cómo ‘llegar a ser un perfecto torturador’ con el fin de obtener rápidamente las calificaciones necesarias para llegar a ser un buen ‘interrogador’, explicando en detalle las técnicas coercitivas para llegar a este objetivo rápidamente”.

Militares venezolanos

Dichos manuales fueron ampliamente utilizados en la Escuela de las Américas para entrenar a militares sudamericanos pertenecientes a gobiernos pro norteamericanos en contra de movimientos guerrilleros de izquierda. En 1983, el Gobierno de Reagan aprobó una nueva versión ‘maquillada’ de dicho manual ante las críticas que previamente había recibido por parte de un grupo parlamentario del Congreso de EEUU por las atrocidades cometidas por cuerpos de combatientes, como los Boinas Verdes y los Navy Seals alrededor del mundo, pero especialmente en Centro y Suramérica. Fue así que los métodos de tortura fueron arropados bajo el eufemismo de ‘Human Resource Exploitation Training Manual — 1983 (‘Manual de Entrenamiento para la Explotación de Recursos Humanos’)’.

Fuente: Sputnik  

Comments

comments

Rate This Article
Author

josewbmx@gmail.com

No Comments

Leave A Comment