HomeInternacionalAtacar la electricidad: Estrategia favorita de EE.UU para infiltrar grupos violentos

Atacar la electricidad: Estrategia favorita de EE.UU para infiltrar grupos violentos

9 de Marzo 2019/ Caracas,Venezuela

Desde el inicio del amedrentamiento norteamericano a Venezuela posterior a la autoproclamación de Juan Guaidó que incluía el desembarco de tropas en las costas colombianas y múltiples amenazas proferidas de las bocas más sucias y malintencionadas de estos tiempos (Marco Rubio, Donald Trump, Michael Bolton) se especulaba sobre un eventual ataque al sistema de energía eléctrica de Venezuela, esto teniendo como antecedente la estrategia de la OTAN en los conflictos de Afganistan, Libia, Siria e Irak, donde uno de los principales objetivos militares fue el ataque a estaciones de producción de electricidad, el día de ayer después de un anuncio de Marco Rubio en su twitter se realizó un ataque electrónico al sistema automatizado del embalse El gurí, planta hidroeléctrica que genera el 80% de electricidad que consume el país sudamericano.

La ofensiva golpista busca nuevos frentes para no dejar de serlo, después del rotundo fracaso que significó el intento de ingreso de la ayuda humanitaria desde Cúcuta y la negativa de las FANB al chantaje estadounidense, la hasta hoy fallida estrategia escala hasta un punto escalofriante, someter a un pueblo a la zozobra sin electricidad por más de 18 horas raya en lo inhumano y en lo cobarde, no solo por comprometer la vida cotidiana de la población, si no porque corresponde a una de las medidas norteamericanas favoritas para ocupar a los gobiernos que intenta estabilizar para distraerlos y poder infiltrar y fortalecer grupos ‘’rebeldes’’ que desaten violencia que termine en guerra.

El caso de Libia es significativo, pues antes de que se conociera la existencia de grupos rebeldes en el país, hubo apagones sistemáticos en las ciudades de Tripoli y Bengasi que pusieron en vilo al gobierno de Muamar Gadafi. Hoy Venezuela no se encontraría exenta de una situación así, después de un ataque desmedido como el de 8 de marzo a pesar de que Juan Guaidó parece desinflarse tanto para los países que lo apoyan como para la población que lo respaldaba, si el montaje no les funciona siempre les funcionará la guerra.

Comments

comments

Rate This Article
Author

josewbmx@gmail.com

No Comments

Leave A Comment