22 de Abril 2019/Quito, Ecuador. Luis Luna-Angulo Aún cuando la indolente tierra latinoamericana había demostrado ser fértil para la proliferación de traidores de quinta y cuarta categoría así como su  habilidad propagadora de historietas lo mismo trágicas como surrealistas, en los últimos tiempos nos aterrorizó con una