HomeInternacionalSenador mexicano habría amparado acoso sexual, denuncian víctimas

Senador mexicano habría amparado acoso sexual, denuncian víctimas

Morelia, Michoacán.- Presuntos operadores políticos del senador Cristobal Árias Solís habrían acosado sexualmente a sus trabajadoras, así denunciaron las propias afectadas.

En una denuncia que hicieron llegar a los medios de comunicación se da cuenta de como al amparo del Senador, estos trabajadores han hecho tocamientos inapropiados y comentarios lascivos.

A continuación compartimos la denuncia íntegra:

Oswaldo Sánchez Barajas, Coordinador Estatal de las Casas del senador Cristóbal Arias Solís y padrino político del presunto depredador sexual Miguel Ángel V. H., no sólo encubre a éste, sino que ahora intenta desprestigiar tanto a la víctima como a quienes la defendieron. 

Se trata de una práctica que realiza con saña, perversidad y escarnio contra la víctima y los defensores de ésta, sin ningún tipo de escrúpulos. De ahí que la agredida y quienes la apoyan responsabilizan tanto a Sánchez Barajas como a Miguel Ángel V. H. de cualquier atentado contra la integridad física de sus personas o familias.

El pasado miércoles 19 de agosto, la Agencia noticiosa ‘Notivideo’, difundió los agravios cometidos por Villa Hernández contra una de varias de sus compañeras activistas afectadas. 

En ella se explica que el acosador ya había sido denunciado por diversas víctimas y en varias ocasiones ante Sánchez Barajas, sin embargo, las quejas no trascienden debido a que V. H. ha sido chofer de aquél por más de veinte años.

Además del lenguaje vulgar e impropio hacia las mujeres dentro y fuera del equipo, a quienes se refiere de manera despectiva, Miguel Ángel V. H. ha incurrido en el manoseo contra las compañeras, como lo denunció una de ellas de manera anónima. Por tal razón, muchas se han visto orilladas a dejar el proyecto sin denunciar, ante el temor de represalias y de ser revictimizadas.

Sánchez Barajas se ostenta como operador político de Cristóbal Arias, ha sido director del Centro Penal de Morelia, donde según algunas versiones que estarían por confirmarse, Miguel Ángel V. H. podría haber estado recluido por delitos de la misma naturaleza de los que se le acusa, de acuerdo con insinuaciones de la propia pareja sentimental del victimario, quien acusó a éste de golpearla físicamente, además de advertir a una de las afectadas que cuidara a sus hijas si un día Villa Hernández, quien era su jefe, entraba a su casa.

Sánchez Barajas, señalado como un hombre con problemas con la bebida, prodiga sin embargo especial protección a Miguel Ángel V.H. Pero la fama que les precede es que se trata de sujetos de alta peligrosidad, y más el segundo, de quien algunos personajes de otros grupos políticos no dudan en advertir que es capaz realizar tareas cuestionables para ganarse el favor de su jefe.

Tal vez de ahí que cuando al interior del equipo cristobalista se discutió la presunta agresión sexual, Sánchez Barajas fue el primero en oponerse a que se expulsara del proyecto a Miguel Ángel V. H. Pero se vio forzado a despedirlo del proyecto cuando así se lo ordenó el propio senador.

Miguel Ángel V. H., un hombre limitado y sin preparación académica, ya alardeaba de su poder al ser el brazo derecho de Sánchez Barajas, además de ser nombrado por su padrino político como coordinador municipal en la capital michoacana. Lejos de frenar sus conductas, lo fue ascendiendo.

Hay que recordar también que el dirigente estatal del Partido del Trabajo (PT), Reginaldo Sandoval, ha sostenido que el distanciamiento con Cristóbal Arias es por el equipo de éste, integrado con gente de poco tacto y escasa capacidad de interlocución.

Oswaldo Sánchez Barajas, al proteger a Miguel Ángel V. H., promueve la violencia de género y violencia política contra las mujeres y cualquiera que vea como riesgo para el monopolio de poder que ejerce dentro del equipo, ya que es el apoderado jurídico del senador y se jacta de manejar los recursos económicos de éste. Presume también que, una vez que Cristóbal Arias llegue a la gubernatura, él determinará quién entra y quién no a la estructura administrativa.

Fuentes internas señalan que uno de los episodios de violencia se mostró cuando el grupo de Sánchez Barajas decidió marginar de las actividades de las Casas de Enlace Legislativo a Myriam Martínez, quien busca una candidatura a diputada por uno de los distritos de Morelia, ya que la aspirante denunció que aquel y su protegido desviaban despensas etiquetadas para ayuda humanitaria hacia sus propios domicilios, lo cual fue confirmado por otros miembros del equipo. Luego se reconciliaron.

LA VENGANZA DE SÁNCHEZ BARAJAS

En represalia contra una de las víctimas que se atrevió a denunciar en un medio la agresión sexual, Sánchez Barajas echó a andar todo el aparato que tiene a su disposición para comenzar a hostigarla, especialmente a través del uruapense Augusto Labra, quien pertenece al grupo conocido como Los Ramones, liderado por Ramón Hernández.

A raíz de la información difundida por Notivideo, comenzó el acoso con llamadas telefónicas y mensajes, en los que se ofrecía a la víctima olvidarse del tema y regresar a las actividades.

El propio Miguel Ángel V. H., el mismo día que fue expulsado del proyecto -20 de agosto-, envió mensajes intimidatorios contra un comunicador integrante del equipo del legislador y quien defendió a la víctima; e incluso burlonamente le compartió imágenes del ciberacoso que realiza contra la víctima a través de Facebook, confirmando así el perfil patológico del agresor. Tanto las imágenes como los textos fueron compartidos con una de las personas de mayor confianza del senador, quien ofreció reportar el hecho a éste.

Pero las cosas no pararon ahí, el viernes 21 de agosto se realizaría una jornada de salud en la Col. Arko San Pedro de esta capital, actividad que cubriría el susodicho comunicador y donde también vive la víctima que denunció el caso.

Aprovechando que el comunicador llegó acompañado por una amiga comunicadora, Augusto Labra, Myriam Martínez y la hija de ésta, no tardaron en llamar a la víctima -con quien el comunicador había tenido una relación sentimental- para presumir una nueva relación, inexistente por supuesto, con el fin de provocar un escándalo aprovechando la situación emocional de la víctima, cosa que efectivamente sucedió, aprovechando aquellos para seguramente tomar fotos y video, además de continuar en días subsiguientes con las llamadas, en las que Labra la instigaba a denunciar al comunicador por un supuesto maltrato.

Irónicamente, las mismas infamias que le crearon al senador y a su esposa María Ortega sus adversarios políticos, ahora proferidas por el equipo de Oswaldo Sánchez contra compañeros del mismo proyecto. Incluso, Labra, quien no ha dejado día sin hostigar a la víctima –lo que podría configurarse también como acoso-, festinó ante la víctima –quien al recurrir a otro equipo político ha sido tildada ahora de traidora- que el comunicador ya también estaba fuera del equipo.

Con dicha maniobra, el equipo de Oswaldo buscó así desprestigiar tanto a la víctima como a quien la defendió, ya que inmediatamente que se suscitó la discusión entre la víctima y el comunicador iniciaron una serie de llamadas al propio senador y a María Ortega para desacreditar a ambos y darle la razón al agresor sexual.

Incluso desde antes cuestionaban la relación afectiva entre ambos como si ello demeritara el acoso sexual. Una y otra vez se les interrogaba, ¿tienen o no una relación? Pero gente joven y valiente como Paloma Solórzano atajó el falso debate por el que siempre se quiere desacreditar a las víctimas y sus defensores.

Afortunadamente, la propia María Ortega, Paloma, así como otras mujeres y hombres íntegros expresaron su apoyo a la víctima y fue que se decidió poner un alto a los acosos y la misoginia, con Miguel Ángel V. H. expulsado.

Sin embargo, Oswaldo Sánchez parece todavía no darse cuenta de que son otros tiempos y que sus lazos con el agresor sexual no pueden estar por encima de un proyecto político ni del propio senador. Así se lo dijeron al menos dos personas el 19 de agosto. Pero es más fuerte su lealtad a Miguel Ángel V. H.. Sólo él sabe por qué.

Por cierto, antes de expulsar a Miguel Ángel V. H. del proyecto, un muy allegado de Arias Solís dijo haber corroborado que dicho sujeto sí estuvo en la cárcel y por delitos de la misma naturaleza, aunque al parecer más graves.

LA IDENTIDAD DE MIGUEL ÁNGEL V. H.

Si bien al agresor se le conoce como Miguel Ángel V. H., hay algunas dudas respecto a su identidad, porque testigos lo escucharon recomendar a un joven con problemas que una funcionaria del actual gobierno del estado podría ayudarle a cambiar sus datos. Dicha servidora es pareja sentimental de Oswaldo Sánchez y se le ve recorriendo el estado al lado de éste. Pero aún hay más.

Y si Sánchez Barajas se mantiene en su posición, habrá que reconocerle que efectivamente ostenta todo el poder. Vaya también usted a saber por qué, sólo hay que pensar mal.

Comments

comments

Rate This Article
Author

josewbmx@gmail.com

No Comments

Leave A Comment